Declaración de Fe

1. Creo que las Escrituras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, son la Palabra inspirada de Dios. Además, son la completa e infalible revelación de su voluntad para la salvación de la humanidad, y la autoridad final de la fe y la vida cristiana (Mateo 5:18 ; Juan 10:35 ; 17:17 ; 2 Timoteo 3:16-17 ; 2 Pedro 1:20-21).

2. Creo que el único Dios verdadero existe eternamente como: Padre, Hijo y Espíritu Santo y que, éstos, siendo un Dios, son iguales en deidad, poder y gloria. Tanto el Padre, como el Hijo, como el Espíritu Santo, tienen sus funciones particulares. Creo que es arriesgado y presuntuoso tratar de definir la misteriosa pluralidad de Dios, por lo que prefiero atenerme al lenguaje bíblico. Creo que Dios no sólo creó el mundo sino que también ahora lo defiende, sostiene, gobierna y dirige; y que va a traer todas las cosas a su consumación apropiada en Cristo Jesús, para gloria de Su Nombre. Creo que Él escucha y contesta la oración, y que salva del pecado y de la muerte a todos los que vienen a Él por medio de Jesucristo (Isaías 40-48, Salmo 104, Salmo 139; Mateo 10:29-31 ; 28:19 ; Hechos 17:24-28 ; 2 Corintios 13:14 ; Efesios 1:9-12 ; 4:4-6 ; Colosenses 1 :16-17 ; Hebreos 1:1-3 ; Apocalipsis 1:4-6).

3. Creo que Jesucristo es Dios encarnado; verdadero Dios y verdadero hombre, que fue concebido por el Espíritu Santo y nació de una virgen, vivió una vida sin pecado y se ofreció a sí mismo como un sacrificio sustitutivo por los pecadores. Por medio de su sangre satisfizo la ira de Dios, que obtiene para nosotros la redención eterna, el perdón de los pecados, la adopción espiritual como hijos e hijas y la vida eterna. Así derrotó a los poderes de las tinieblas. Él resucitó corporalmente al tercer día y ascendió a la diestra del Padre, donde no cesa de interceder por los que son suyos (Isaías 53:1-12 ; Mateo 1:18-25 ; Juan 1:1-18 ; Romanos 8: 34 ; 1 Corintios 15:1-28 ; 2 Corintios 5:21 ; Gálatas 3:10-14 ; Efesios 1:7 ; Filipenses 2:6-11 ; Colosenses 1:15-23 ; 2:15 ; Hebreos 7:25 ; 9:13-15 ; 10:19 ; 1 Pedro 2:21-25 ; 1 Juan 2:1-2 ; 3:08).

4. Creo que el Espíritu Santo es plenamente Dios, igual al Padre y al Hijo. El ministerio principal del Espíritu Santo es glorificar al Señor Jesucristo y, éste, al Padre. El Espíritu Santo también convence a los incrédulos de su necesidad de Cristo y les imparte vida espiritual a través de la regeneración (el nuevo nacimiento). El Espíritu mora, santifica, ilumina y, amablemente, faculta para la vida piadosa y el servicio de todos los que vienen a la fe en Cristo. Creo que el Señor Jesucristo bautiza a los creyentes en el Espíritu Santo (conversión), en el cual también nos selló para el día de la redención. Después de la conversión, el Espíritu desea llenar, capacitar, y ungir a los creyentes para el ministerio y el testimonio (Mateo 3:11 ; Juan 1:12-13 ; 3:1-15 ; 15:26-27 ; 16:7-15 ; Romanos 8:9 ; 1 Corintios 12:12-13 ; 2 Corintios 1:21-22 ; Efesios 1:13-14 ; 5:18).

5. Creo que el Evangelio es la buena noticia de lo que Dios ha hecho por los pecadores a través de la vida, muerte y resurrección de su Hijo, nuestro Salvador, Jesucristo. El evangelio se centra en Cristo y no se proclama, si su muerte y resurrección no son el centro de nuestro mensaje. La iglesia es responsable de la declaración de esta buena noticia y la defensa de ella contra todos los que buscan distorsionar o re-definir sus verdades fundamentales. El evangelio es la base para la vida de la Iglesia y nuestra única esperanza de la vida eterna. El Evangelio no es sólo el medio por el cual las personas se salvan, sino también el medio por el cual las personas son santificadas. La verdad del Evangelio nos permite hacer genuinamente y con alegría lo que es agradable a Dios, además de crecer en progresiva conformidad a la imagen de Cristo (Marcos 1:1 ; Lucas 24:46-47 ; Juan 3:16-18 ; Romanos 1:16-17 ; 1 Corintios 1:18-25 ; 2:2 ; 15:1-4 ; 2 Corintios 4:1-6 ; 9:13 ; Gálatas 1:6-9 ; 2 Timoteo 1:8-14 ; Judas 3-4).

6. Creo que el ministerio del Espíritu por medio de señales y prodigios sigue sigue vigente entre los creyentes de hoy, sabiendo también que estas señales y prodigios son características distintivas de los falsos profetas. También creo que todos los dones bíblicos del Espíritu siguen distribuyéndose por el Espíritu hoy (continuacionismo moderado), que estos dones son disposiciones divinas centrales para el crecimiento espiritual y el ministerio eficaz, y que deben ser deseados, fielmente ejercitados; con amor, según las directrices bíblicas. Sin embargo, considero que no todas las manifestaciones actuales son bíblicas y verdaderas (Juan 14:12 ; Hechos 2:14-21 ; 4:29-30 ; Romanos 12:3-8 ; 1 Corintios 12:7-11 ; 12:28-31 ; 14:1-33 ; Gálatas 3:1-5).

7. Creo que Adán fue creado a imagen de Dios, justo y sin pecado. Como consecuencia de su desobediencia, la posteridad de Adán nace sujeta al pecado y la corrupción moral. Por tanto, somos por naturaleza hijos de la ira, justamente condenados ante los ojos de Dios, totalmente incapaces de salvarnos a nosotros mismos o contribuir de alguna manera a ser aceptados por Dios. Estamos necesitados de la gracia y obra de Dios (Génesis 1-3; Salmo 51:5 ; Romanos 3:9-18 ; 5:12-21 ; Efesios 2:1-3).

8. Creo que estamos justificados por la gracia solamente, a través de la fe solamente, en Cristo solamente. Ninguna ordenanza, ritual, obra o cualquier otra actividad por parte del hombre se requiere a fin de ser salvo. Esta gracia salvadora de Dios, a través del poder del Espíritu Santo, también nos santifica y ayuda a hacer lo que agrada a los ojos de Dios, para que podamos ser conformados progresivamente a la imagen de Cristo. También creo que esta salvación, una vez recibida realmente, nunca se puede perder. Los elegidos de Dios están seguros eternamente (Juan 1:12-13 ; 6:37-44 ; 10:25-30 ; Hechos 13:48 ; 16:30-31 ; Romanos 3-4; 8:1-17,31 -39; 9:1-23; 10:8-10; Efesios 1:4-5 ; 2:8-10 ; Filipenses 2:12-13 ; Tito 3:3-7 ; 1 Juan 1:7 , 9) .

9. Creo que Satanás, originalmente fue un gran y buen ángel, que se rebeló en contra de Dios, teniendo una multitud de ángeles con él que le siguieron. Fue expulsado de la presencia de Dios. Satanás fue juzgado y derrotado en la cruz de Cristo, y, al final de los siglos, será echado para siempre en el lago de fuego que ha sido preparado para él y sus ángeles (Mateo 12:25-29 ; 25:41 ; Juan 12:31 ; 16:11 ; Efesios 6:10-20 ; Colosenses 2:15 ; 2 Pedro 2:04 ; Judas 6 ; Apocalipsis 12:7-9 ; 20:10).

10. Creo que la Iglesia es la Esposa de Cristo, y se compone de todos los creyentes [en Cristo] de todas las épocas. Creo que Dios ha llamado a la Iglesia a predicar el evangelio a todas las naciones y, sobre todo, a recordar a los pobres y atender a sus necesidades por medio de donaciones y servicio práctico. También afirmamos el sacerdocio de todos los creyentes y la importancia de cada cristiano de estar unido y participar activamente en una comunidad local (Isaías 58:6-12 ; 61:1 ; Mateo 16:17-19 ; 28:18 – 20 ; Lucas 4:18 ; 21:1-4 ; Hechos 2:17-18 , 42 ; Gálatas 2:10 ; Efesios 3:14-21 ; 4:11-16 ; 1 Timoteo 6:8 ; Hebreos 10:23 -25 ; 1 Pedro 2:4-5 , 9-10).

11. Creo que el bautismo en agua y la Cena del Señor son las dos ordenanzas de la iglesia para ser observados hasta el momento del regreso de Cristo. Ambas no son un medio de salvación, pero son canales sacramentales de la gracia santificante y la bendición a los fieles en Cristo Jesús. Sólo aquellos que han puesto, personal y conscientemente, su fe en Jesucristo como Señor y Salvador están calificados para recibir los sacramentos (Mateo 26:26-29 ; 28:19 ; Romanos 6:3-11 ; 1 Corintios 11:23-34 ; 1 Pedro 3:21).

12. Creo que tanto los hombres como las mujeres fueron creados a imagen de Dios y, por lo tanto, son iguales ante Dios como personas, que poseen la misma dignidad moral, valor y tienen el mismo acceso a Dios mediante la fe en Cristo. También creo que Dios ha ordenado diferentes funciones –ya para el hombre, ya para la mujer–, tanto en el hogar como en la iglesia local y que ciertas funciones de gobierno se limitan a los hombres (como el oficio de obispo/anciano) (Génesis 1:26-27 ; 2:18 ; 1 Corintios 11:2-16 ; Gálatas 3:28 ; Efesios 5:22-33 ; Colosenses 3:18-19 ; 1 Timoteo 2:11-15 ; 3:1-7 ; 1 Pedro 3:1-7).

13. Creo que el diseño creativo original de Dios, según lo establecido en la Escritura, es la fidelidad completa (física, emocional y espiritual) dentro del matrimonio heterosexual y monógamo. Independientemente del estado civil, creo que el cristiano debe perseguir la pureza y abstenerse de prácticas como: inmoralidades sexuales, adulterio, sexo prematrimonial y pornografía (Mateo 19:4-6 ; Romanos 1:18-32 ; 13:13-14 ; 1 Corintios 6:9-20 ; 10:8 ; Efesios 5:3-14 ; 1 Tesalonicenses 4:1-8 ; 1 Timoteo 1:8-10 ; Hebreos 13:4).

14. Creo que cuando los cristianos mueren, pasan inmediatamente a la bendita presencia de Cristo, para disfrutar allí de la comunión consciente con el Salvador hasta el día de la resurrección y gloriosa transformación del cuerpo. Habitaremos por siempre en comunión gozosa con Dios. También creo que cuando los no creyentes mueren serán castigados con un infierno de destrucción (Mateo 25:46 ; Lucas 16:19-31 ; Juan 5:25 -29 ; 1 Corintios 15:35-58 ; 2 Corintios 5:1-10 ; Filipenses 1:19-26 ; 3:20-21 ; 2 Tesalonicenses 1:5-10 ; Apocalipsis 20:11-15 ; 21:01 -22:15).

15. Creo que el Reino de Dios vino en el ministerio del Señor Jesucristo, que continúa su expansión por el ministerio del Espíritu Santo a través de la Iglesia, y que se consumará en la gloriosa, visible y triunfante aparición de Cristo cuando regrese a la tierra como Rey. Creo que después del regreso de Cristo traerá consigo la derrota final de Satanás, la resurrección de los muertos, el juicio final y la bendición eterna de los justos. En ese momento, el Reino de Dios será totalmente cumplido en los cielos nuevos y la tierra nueva, en los cuales mora la justicia. (1 Corintios 15:20-28).

Para ver el Credo Apostólico, Niceno, Calcedonia o de San Atanasio, consultar esta página: http://www.iglesiareformada.com/Credos.html#anchor_7

2 respuestas a Declaración de Fe

  1. Este es mi credo también. Gracias por compartirlo, Jose Daniel.

    Un fuerte abrazo.

  2. Pingback: Declaración de fe: en esto creo | Sergio Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s