La verdad sobre Jacobo Arminio

JacoboArminio
No pretendo escribir un artículo detallado sobre la teología arminiana o sobre la vida de Jacobo Arminio, sino un breve escrito aclaratorio, que evite más “falacias del hombre paja” contra el Arminianismo Reformado y caricaturizaciones gratuitas por parte del nuevo movimiento calvinista, que con demasiada frecuencia presenta imágenes deformadas de este sistema teológico, para que le sea más fácil golpear contra él. A menudo leo críticas contra el arminianismo, con las que de todo corazón estaría de acuerdo si lo que se criticara fuera realmente el arminianismo. Pero no lo es.

¡Ánimo! Este debate durará hasta que estemos en la presencia del Señor. Mientras tanto, seamos justos en nuestros diálogos teológicos.

Sobre Jacobo Arminio y su teología:

  • Hasta el día de su muerte, él siempre se consideró reformado.
  • Algunas ideas del arminianismo actual se han atribuido incorrectamente a la teología de Arminio, pero no pertenecen realmente a él.
  • Creía firmemente en la doctrina de la depravación total humana, tal como otros pensadores reformados.
  • Afirmó que, sin la gracia de Dios, la voluntad humana en su estado caído es incapaz de conseguir ningún bien espiritual.
  • Jamás dio al libre albedrío la capacidad de salvar al hombre, sino que afirmó que tras la Caída: «el libre albedrío del hombre hacia el verdadero bien no solo está herido, tullido, enfermo, deformado y debilitado, sino también encarcelado, destruido, y perdido. Y, hasta que llega la asistencia de la Gracia, sus poderes no solo están debilitados e inútiles, sino que no existen excepto cuando los estimula la Gracia divina: Puesto que Cristo ha dicho: ‘Separados de mí, nada podéis hacer’».
  • Siempre se mantuvo alejado del pelagianismo y afirmaba una y otra vez que la depravación total había afectado cada aspecto del ser humano.
  • Compartía con los demás reformadores el concepto expiatorio de satisfacción penal, convencido de que la justificación del pecador solo podía llevarse a cabo mediante la imputación de la justicia de Cristo por medio de la fe.
  • Nunca defendió la justicia o salvación por obras.
  • Afirmaba que, si la redención no había sido obtenida para todos, la fe en Cristo sería exigida sin ningún derecho para todos. Y si no fue obtenida para todos, nadie podría ser culpable de rechazar la oferta de redención, pues rechazaría algo que no le pertenece y lo haría con toda propiedad.
  • Afirmaba que la redención obtenida por todos no implicaba una salvación universal para todos, pues la condición de la Escritura es: «Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo». La redención es aplicada únicamente a los creyentes, aquellos que por la fe están en Cristo, los elegidos en Él.
  • Creía que la gracia de Dios no opera como una ola gigantesca que arrasaba e ignoraba la voluntad del pecador, sino que funciona como una “suave persuasión”, influyendo a los pecadores, atrayéndoles a Dios y capacitándoles para que puedan responder con fe. Por tanto, esta gracia puede resistirse.
  • A diferencia del calvinismo, Arminio estaba convencido de que Dios no niega su gracia a nadie, pues el deseo de Dios, como declara Su Palabra es que: «todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad» (1 Timoteo 2:4); «Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres» (Tito 2:11) o « Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo» (palabras de Jesucristo en Juan 12:32).
    [Esta exposición del Arminianismo Reformado es explicada con mayor detenimiento por Stephen M. Ashby en el libro “La seguridad de la salvación: Cuatro puntos de vista” de la Editorial CLIE].

    Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/TheoJoseDaniel/ 

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La verdad sobre Jacobo Arminio

  1. Jorge Ostos dijo:

    Interesante publicación hermano. ¡Adelante!

  2. Gudy dijo:

    Gracias por tu trabajo Daniel… Dios te bendiga hermano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s