La teología del sufrimiento en los “amigos” de Job

job-providence2-13b

Los amigos de Job son presentados en la Biblia como elocuentes defensores de la postura «tradicional». Según ellos, todo lo que sucede responde a la clara, explícita y matemática providencia divina. Como bien señala R. A. F. MacKenzie:

«Son víctimas de la deformación profesional del teólogo, que llega a olvidarse de que el tema que trae entre manos es un misterio. Han “estudiado” a Dios como un tema que pudiera analizarse, predecirse y entenderse. Pero al forzar los hechos para que encajen en su manera de entender las cosas terminan por hacerse voluntariamente deshonestos».

Se acercan a Job no tanto como amigos, sino como teólogos que pretenden hacer una apología de Dios. Sus discursos pueden saciar al teólogo, pero son un insulto para el afligido y el desafortunado. Consideran que Dios es justo y el causante de todo lo que sucede en el mundo, por ende, nada de lo que sucede es injusto. Detrás de las aparentes injusticias hay una sabia razón divina, aunque nosotros no las entendamos. Detrás de esta teología no hay deseo alguno de reconfortar al afligido, sino únicamente de justificar a Dios y defender su honor. Su concepto de justicia retributiva les llevaba a creer que detrás del sufrimiento humano se encontraba el pecado que daba razón al sufrimiento. Creían que toda acción justa conforme a la ley de Dios daría como resultado consecuencias positivas y favorables, mientras que toda mala conducta resultaría necesariamente en castigo y aflicción. Convirtieron esta creencia en un absoluto, en un dogma sin limitaciones, pues no estaban dispuestos a dejar un margen para la incertidumbre. No podían admitir que su manera de entender las cosas tuviera limitaciones. La postura de ellos, que también se encuentra a lo largo del Antiguo Testamento, no es ajena a la creencia de otras religiones orientales. Guarda algunas similitudes con la doctrina de Karma en las religiones dhármicas.

La teología insensible de estos “amigos”, en aras de defender la justicia divina y que Dios es el causante de todas las cosas con algún sabio propósito, les llevó a dudar de la bondad de Job. —Algo habrá hecho para merecer esto —pensaban ellos. Pero Job no estaba dispuesto a sostener este sistema teológico. Quizá no era perfecto, pero no era peor que los demás. De ahí su interés en los primeros versículos del capítulo primero de demostrar su bondad humana. Si él merecía un castigo, ¿cómo podía Dios justificar que tanta gente malvada no fuera castigada de una forma tan horrible como la de él? Sin duda, algo fallaba en esta teología y, él, no estaba dispuesto a asumirla.

No negamos la validez total de esta teología (de justicia retributiva), pero creemos que es un peligro y una exageración considerarlo un axioma absoluto. Jesucristo mismo corrigió esta idea en Juan 9:1-3. A menudo, la exageración de ciertas verdades conduce al absurdo y desvirtúa la imagen del Creador. Así sucedió con los llamados “amigos” de Job, que tenían una idea de Dios muy similar a la de Satán, cuando dijo: «¿Acaso teme Job a Dios de balde?… Quítale todo lo que tiene y verás cómo blasfema contra ti…» (Job 1: 9-11). Satán establecía una relación de reciprocidad entre las bendiciones de Dios y el comportamiento de Job (pues quitando lo uno desaparecería lo otro); y los amigos de Job hacían lo mismo al establecer una relación de reciprocidad entre los sufrimientos de Job; que provenían –según ellos–, de un Dios justo, y el comportamiento de Job –según ellos malo–, que daba razón a sus sufrimientos.

Sin duda, necesitamos repensar nuestra teología sobre el sufrimiento a la luz de Jesús.

José Daniel Espinosa Contreras.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s