¿Qué creen los sintoístas?

torii

El sintoísmo no tiene un fundador o fundadores específicos, sino que es una religión étnica. Podríamos decir que se identifica con la cultura japonesa y que siempre ha estado adherida a esta sociedad. Su nombre fue inventado en el siglo VI para diferenciar esta religión local del budismo japonés.[1] Es difícil definir una fecha concreta de fundación. El investigador de religiones japonesas, Sachiva Hiro, afirma:

Por supuesto, la religión de los japoneses […] existía antes de que llegara el budismo, pero era una religión del subconsciente, que consistía en costumbres y hábitos populares. Sin embargo, la introducción del budismo hizo que la gente se diera cuenta de que aquellas costumbres populares constituían una religión japonesa, a diferencia del budismo, que era una religión extranjera.[2]

El sintoísmo, así como otras religiones originarias en países asiáticos, parece tener una relación muy estrecha con el trabajo agricultor del pueblo japonés. Japón había sido explotado por colonos que creían poder influir en los ciclos estacionales y las fuerzas de la naturaleza para producir mejores cosechas, todo mediante la magia y los ritos. Fue así como inventaron una serie de prácticas religiosas o rituales para ganarse el favor de los dioses de la naturaleza y las almas ancestrales.[3] Posteriormente, surgieron múltiples sectas dentro del sintoísmo.

Curiosamente, el sintoísmo no ha desarrollado ningún sistema de creencias oficial, común y universal para todos sus practicantes. De hecho, cada región, templo o sacerdote, conserva una serie de doctrinas heredadas de sus predecesores o inventadas. No obstante, para determinar sus particulares doctrinas suelen acudir a las mismas fuentes: 1) libros como el Kojiki y el Nihongi (narran la mítica historia de sus dioses y del origen de la humanidad); la transmisión oral de ciertos ritos e ideologías; el chamanismo. Además, ha influido notablemente en la ideología sintoísta las religiones introducidas en Japón como el confucianismo, el taoísmo, el budismo, etcétera. En general, creen en divinidades de la naturaleza y seres espirituales (almas ancestrales) cuyo favor deben ganar por medio de ritos. Son politeístas y afirman ser hijos de los kami (espíritus), por lo que tienen, de alguna manera, la naturaleza divina en sí mismos y deben de esforzarse por vivir en sintonía con los kami.[4] Creen que muchos de estos dioses habitan en objetos, por lo que no es de extrañar que se adore cualquier cosa. Según la creencia sintoísta, cuando una persona muere su alma queda manchada por la muerte e inclinada al mal, y debe ser liberada por medio de ritos hasta el punto de librarla y tornarla en apacible y benévola. Por ende, creen en la inmortalidad del alma.[5] También consideran que el universo se divide en tres mundos: el de los kami, el de los hombres y el de los muertos (Yomi).

Existe la expresión conocida «Yaoyorozu-nokami» que significa literalmente «ocho millones de dioses». No obstante, la realidad es que el número de divinidades ha ido creciendo con el inexorable paso del tiempo y, ahora, la expresión se utiliza para referirse a «muchos dioses» o un «sinnúmero de dioses». Tres de las divinidades principales son: Ameno-mikotonushi (el Cielo), Kami-musibi y Taka-mi-musubi (estas dos últimas son emanaciones de la primera y fuerza creadoras primordiales).[6] No obstante, con la unificación de la nación por la familia imperial en el siglo VII, la diosa Amaterasu Omikami (diosa Sol) fue elevada a la más suprema divinidad nacional y figura central de los dioses sintoístas.[7]

Las prácticas religiosas más comunes son las fiestas, ya que promueven la armonía comunitaria y este es uno de los fines del sintoísmo. La enciclopedia Nihon Shukyo Jiten afirma que: «Lo más importante del sintoísmo es si celebramos o no las fiestas».[8] Por otro lado, es característico que los adheridos a esta fe ofrezcan ofrendas, danzas y adoración a los kami o a sus representaciones, ya sea en altares privados o públicos. Se purifican lavándose las manos y la boca en un río cercano al santuario. Declaran una serie de encantos (Mamori) con el fin de ser protegidos de todo mal.[9] Algunos de los ritos son el Koshitsu Shinto (llevado a cabo por el emperador, donde ruega a las deidades una larga y próspera existencia del Estado, paz mundial y una sociedad feliz); el Niinamesai (donde se ofrecen las primeras frutas cosechadas del año, agradeciendo así a las deidades sus bendiciones); la purificación de objetos mediante oharai (cuando un sacerdote sintoísta ondea una rama de árbol sakaki, en cuyo extremo hay papeles o lino atados, y lo que toca es purificado) o mediante misogi (cuando el rito de la purificación se hace por medio de agua). El especialista Norman Anderson añade que: «Los ritos antes que los escritos son la base de la educación religiosa y el canal para mediar la palabra divina al seguidor del sintoísmo».[10]

El sintoísmo es una religión japonesa que no ha tenido mayor influencia fuera de este territorio. No obstante, resulta imposible definir el número de seguidores de esta religión, puesto que muchos de ellos no afirmando ser sintoístas, siguen en sus vidas cotidianas el sistema creado por esta creencia.[11] Ello se debe a que esta fe está indisolublemente unida a la vida cotidiana japonesa. Las estadísticas de personas adheridas a esta creencia pueden variar de los ocho millones a los cien millones dependiendo de la fuente consultada.[12]

En el sintoísmo, tras las divinidades, la figura más importante es la del emperador y el clero está supeditado de alguna manera a este. Los sacerdotes son denominados Kannushi.[13] Nos ha parecido interesante que muchas de las nuevas religiones japonesas tienen una fuerte influencia sintoísta, lo que nos recuerda que existe una recíproca influencia entre unas religiones y otras, por lo que se hace aún más importante el estudio de la diversidad religiosa.

Por José Daniel Espinosa Contreras.

[1] Cf. El hombre en busca de Dios. New York: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1990, p. 189; Fenomenología e historia de las religiones. Módulo de estudio nº7 del Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife, pp. 252-253.

[2] El hombre en busca de Dios. New York: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1990, p. 189.

[3] Fenomenología e historia de las religiones. Módulo de estudio nº7 del Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife, pp. 252-253.

[4] Fenomenología e historia de las religiones. Módulo de estudio nº7 del Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife, p. 253.

[5] El hombre en busca de Dios. New York: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1990, pp. 190-191.

[6] Ibíd.

[7] El hombre en busca de Dios. New York: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1990, p. 192.

[8] Ibíd., p. 194.

[9] Fenomenología e historia de las religiones. Módulo de estudio nº7 del Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife, p. 256.

[10] ANDERSON, NORMAN. Las religiones del mundo. El Paso, Texas: Editorial Mundo Hispano, 2005, p. 226.

[11] El hombre en busca de Dios. New York: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1990, p. 188.

[12] https://es.wikipedia.org/wiki/Sinto%C3%ADsmo [En línea: consultado el 17/02/2016].

[13] Ibíd.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué creen los sintoístas?

  1. Pingback: ¿QUÉ CREEN LOS SINTOÍSTAS? | Unidos Contra la Apostasía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s