¿Qué creen los hindúes?

historia del hinduismo.png

El hinduismo carece de un fundador o fundadores, lo que inexorablemente ha llevado a que tampoco tenga un sistema de creencias común o credo de fe.[1] Tampoco puede determinarse una fecha concreta de fundación y, como señala Manuel Guerra Gómez: «Sus raíces se hunden en la nebulosa prehistórica del pueblo indio».[2] Se estima que el hinduismo tuvo sus inicios hace aproximadamente cinco milenios.

La religión hinduista comienza a desarrollarse en la India. Podemos vislumbrar sus orígenes en dos de las culturas más primitivas de la India: la civilización del Valle Indo (desarrollada a partir del 2500 a. C.) y la cultura aria (desarrollada durante el segundo milenio a. C.).[3] Sin embargo, será la cultura aria la que más influirá. Las culturas fusionarán sus creencias, que posteriormente serán escritas a modo de revelaciones divinas, dando lugar a los múltiples escritos védicos y obras sagradas hinduistas.[4] Como señala Gavin Flood: «las diferencias entre hindúes pueden llegar a ser tan grandes como las que enfrentan a hindúes, budistas y cristianos».[5] En el hinduismo caben todo tipo de figuraciones de lo divino, y puede entenderse como una religión sincretista. Aunque existe una multiplicidad de creencias dentro de ella, no se contemplan las diferencias como divisiones, sino como una positiva unidad plural que debe mantenerse. Puede decirse que es una religión ecléctica e inclusiva, que trata de asimilar y hacer compatibles los elementos característicos y las dispares creencias de otras religiones; a pesar, incluso de que parezcan totalmente contradictorios. Como se ha señalado anteriormente, no existe un credo oficial en el hinduismo. No obstante, podemos señalar como creencias universales dentro del hinduismo la reencarnación y la sucesión continua de ciclos perpetuamente recurrentes.

La religión hinduista es politeísta desde sus orígenes. Al ser una religión sincretista y sin una declaración formal de su fe, resulta imposible definir el número de divinidades que aceptan. Algunos lo sitúan en 330 millones de deidades.[6] La razón es que se asigna una divinidad para cada fenómeno de la naturaleza, para cada localidad, festividad, etc. Algunos de estos dioses son Krishna, Rama, Siva, Durga, Ganesa, etcétera, aunque los más conocidos son: Brahma el creador, Visnú el preservador y Siva el destructor. Sin embargo, resulta curioso que dentro del hinduismo también pueden encontrarse actitudes henoteístas y monolátricas. Sin rechazar la existencia de una pluralidad de dioses, algunas ramas del hinduismo elevan al rango de divinidad suprema a un dios específico, subordinando a él el resto de divinidades y ofreciéndole un culto exclusivo.

Una de sus costumbres y prácticas religiosas es la de bañarse cada mañana en un río cercano o en sus casas, creyendo que esto contribuye a hacerlos más santos. Posteriormente, van a un templo cercano para adorar y dar ofrendas –normalmente con flores o alimentos– a un dios local.[7] Los antiguos cultos hindús se celebraban al aire libre, aunque con el paso del tiempo llegaron a construirse templos para la praxis cúltica. Los ritos deben comenzar a celebrarse desde el momento en que el individuo tiene uso de razón de ellos –por regla general, entre los 7 y 12 años–. La iniciación era llevada a cabo por una ceremonia que señalaba que el joven había entrado en la comunidad de adultos. Los ritos se celebraban bajo la guía del padre de familia, hasta el momento en se contrae matrimonio y, entonces, lo haría bajo su propia iniciativa.

El incipiente movimiento hinduista comenzó en la cuenca del río Ganges y se extendía por toda la India para después seguir creciendo y desarrollándose en otros lugares. Actualmente, el hinduismo sólo es mayoritario en la India, en Nepal y en la isla africana Mauricio. El hinduismo abarca en Bali el 93,1 % de la población, en Nepal un 81,3 %, en India un 80,5 % y en Mauricio un 54%.[8]

Carece de jerarquía central. No obstante, encontramos dentro de ella la existencia de maestros (swamis) y guías espirituales (gurús).[9]

El hinduismo no ve el tiempo como una línea cronológica de sucesos, sino como un ciclo que se repite una y otra vez.[10] El deseo de un fiel hinduista es abandonar esta continua sucesión de reencarnaciones y llegar a unirse al principio divino.

Por José Daniel Espinosa.

 

[1] FLOOD, GAVIN. El hinduismo. Madrid: Ediciones Akal, S. A., 2008, p. 21.

[2] GUERRA GÓMEZ, MANUEL. Historia de las religiones. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 1999, p. 164.

[3] Cf. SHATTUCK, CYBELLE. Hinduismo. Madrid: Ediciones Akal, S. A., 2002, pp. 18-34.

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Hinduismo#Suma_de_culturas [En línea: consultado el 17/12/2015].

[5] FLOOD, GAVIN. El hinduismo. Madrid: Ediciones Akal, S. A., 2008, p. 19.

[6] GUERRA GÓMEZ, MANUEL. Historia de las religiones. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 1999, p. 154.

[7] El hombre en busca de Dios. New York: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, 1990, p. 95.

[8] https://es.wikipedia.org/wiki/Hinduismo [En línea: consultado el 18/01/2016].

[9] https://es.wikipedia.org/wiki/Swami [En línea: consultado el 11/01/2016].

[10] Para una explicación más detallada de estos ciclos puede consultarse: LASKY, LINDA. La noción del tiempo: reflexión histórica y antropológica en torno a la física y la arqueología. México: Plaza y Valdés: CONACULTA, INAH, 2002, pp. 47-48.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s