¿Qué significa que Cristo «se hizo pecado» o «se hizo maldición»?

jescruz
¿Qué quiere decir que «Jesús se hizo pecado» o que «se hizo maldición»? ¿Puede visualizar la imagen y lo que en ella hay escrito? ¿Está de acuerdo con tal ilustración?

A menudo, hemos escuchado frases del tipo: «Nuestros pecados y cualidades morales fueron transferidos a Cristo». Sin embargo, esta idea implicaría que Cristo se hace responsable de nuestra vileza moral, de tal manera que él fuese personalmente pecador y merecedor del mal.

Los sacrificios para perdón de pecados en el Antiguo Pacto debían llevarse a cabo por medio de un cordero sin defecto, sin mancha y perfecto (Levítico 4:32; 9:3; Ezequiel 46:13; etc.). Jesucristo es presentado en las Escrituras como el Cordero sin mancha y sin defecto (1 Pedro 1:19-20) que se presentó, en un único sacrificio, para pagar la deuda del pecado (Hebreos 10:12).

La función del cordero era pagar la deuda del pecado, es decir, las consecuencias legales de nuestros pecados, pero esto no implicaba una mística transferencia de nuestras cualidades morales al animal, de lo contrario, el cordero ya no sería perfecto.

Esta es la idea que parece trasmitir el autor de Hebreos: «¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?» (Hebreos 9:14). Según este texto, Jesús se ofreció sin mancha alguna, pero, si todos nuestros pecados y vilezas morales fueron transferidos a Cristo ¿cómo es que no tenía mancha? Precisamente por esto, porque la imputación de nuestros pecados no implica la transferencia de las cualidades morales, sino las consecuencias legales.

Lo que fue «transferido» a Cristo son las consecuencias legales y no las cualidades morales. De igual manera, la justicia de Dios de la que nos apropiamos al estar en Cristo, no se refiere a rectitud y justicia de carácter y conducta, sino más bien a una posición de justicia y rectitud delante de Dios (ya que esto es producido por la obra del Espíritu Santo), pues es evidente que nuestras vidas dejan mucho que desear.

La doctrina de la sustitución significa que el Justo murió por los injustos, en nuestro lugar. Pero, como acertadamente señala Joachim Jeremíias, el uso que hace el Nuevo Testamento de la imagenería de los sacrificios «tiene la intención de expresar el hecho de que Jesús murió sin pecado a modo de sustitución por nuestros pecados” [JEREMÍAS, Joachim. Mensaje central, p. 36].

Considero éste, el sentido de tales expresiones; hecho pecado, hecho maldición, etc.

¿Qué opina?

Dios le bendiga,

José Daniel Espinosa.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Qué significa que Cristo «se hizo pecado» o «se hizo maldición»?

  1. superjonas dijo:

    Hola Daniel,
    Por demás super interesante este artículo.
    Acabas de quitarme una gran duda: Jesucristo tranzó por nosotros en la cruz del Calvario todas nuestras obligaciones legales. Él se hizo cargo de todas esas deudas.
    Estamos acostumbrados a escuchar precisamente otra cosa: “al que no conoció pecado se hizo pecador por nosotros”, pero ahora entiendo lo que significa esa remisión de nuestros pecados, que fue transferida a Jesús la consecuencia legal de nuestros actos.

    Gracias Estimado Daniel!

    • Cuanto me alegra que así sea, un fuerte abrazo hermano.

      La expresión «llevar el pecado» o «cargar el pecado» aparece mayormente en los libros de Levítico y Números. Es aquí donde se dice que aquel que peca quebrantando la ley ‘llevará su pecado’. Es decir, «se hará responsable» y «deberá cargar su culpa» (como algunas versiones directamente traducen). De hecho, en algunas ocasiones se especifica la pena correspondiente (como ser cortado del pueblo, sentenciado a muerte, etc.). Sin duda, en este contexto, se vislumbra la posibilidad de que alguna otra persona cargue con la pena del mal obrar del pecador. Por ejemplo, Moisés dijo a los israelitas que sus hijos iban a tener que deambular por el desierto y así «llevarán vuestras rebeldías» (Números 14:33). Este texto no puede ser más claro.

      Si el hombre casado no anulaba un voto o una promesa inconvenientemente realizado por su mujer, en ese caso él se hacía responsable del incumplimiento de la mujer, es decir, «él llevará el pecado de ella» (texto literal de Números 30:15).

      Quizás Lamentaciones 5:7 es otro texto que aclara el uso de esta terminología: «Nuestros padres pecaron, y han muerto; Y nosotros llevamos su castigo».

      Ya en el Antiguo Testamento entró la noción de la sustitución deliberada, y se decía que Dios mismo proporcionaba el sustituto, pero ¿se hacía Dios pecador? ¡No!
      Por ejemplo, cuando le pidió a Ezequiel que se acostara, y en un dramático simbolismo declaró: «llevarás tú la maldad de la casa de Israel» (Ezequiel 4:4-5).

  2. Fernando Leiva dijo:

    Entonces Jesucristo cargo nuestro pecados, no los recibio, lo que recibio fue el castigo por ellos..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s