¿Cómo debe ver la muerte el creyente en Cristo?

Siendo la muerte el acontecimiento inevitable de cada ser humano, es a su vez, el evento en el que menos pensamos. ¿Has pensado alguna vez en tu muerte? ¿Cómo enfrentarla? Si la muerte es la paga del pecado (Romanos 6:23), y Cristo ya nos libró del poder del pecado con su muerte y resurrección, ¿por qué los creyentes deben morir?
Propongo aquí dar una respuesta breve a esta pregunta, y dar un enfoque bíblico de cómo el cristiano debe entender la muerte.

La muerte ya no es para el creyente un castigo. La muerte se ha convertido en una penalidad que tiene sublimes objetivos.

La muerte, con todo lo que le precede (sufrimientos, enfermedades, etc.) nos recuerda que este mundo no es nuestra verdadera patria, y que no somos más que peregrinos (1 Pedro 2:11). Por ello, nuestro corazón debe despegarse de lo terrenal.

Los momentos previos a la muerte son aquellos donde la FE del creyente se hace más clara y sincera, donde se despoja de toda religiosidad e hipocresía y se desnuda pura ante Dios. Por ello, es uno de los momentos en los que más podemos glorificar a Dios. Así presenta Juan la muerte, cuando menciona la de Pedro: «Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios» (Juan 21:19).

Aunque podríamos ser muy críticos con Teresa de Jesús, aquí reflexionaremos sobre unas estrofas que ella misma escribió:

Vivo sin vivir en mí,

y tan alta vida espero,

que muero porque no muero…

¿Cómo pudo decir que «muere porque no muere»? Porque ella tenía una correcta comprensión de la muerte. Sí, ella no veía la muerte como algo que va a suceder inevitablemente, sino como Alguien que venía a recibirla alegremente; Cristo.

Queridos hermanos, Cristo es quien da un verdadero sentido a la muerte.

«Nos imaginamos a la muerte como algo que viene a destruir; imaginémonos, más bien, a Cristo que viene a salvar. Pensamos en la muerte como en un final: pensemos mejor en una vida que comienza más abundantemente. Pensamos que vamos a perder algo; pensemos que vamos a ganar mucho. Pensamos en una partida; pensemos en un encuentro. Pensamos que vamos a marchar; pensemos en que vamos a llegar. Y cuando la voz de la muerte nos susurre al oído: “Tienes que dejar la tierra”, oigamos la voz de Cristo que nos dice: “¡Estás llegando hacia Mí!”».

Dios les bendiga y guarde.

Con cariño, José Daniel Espinosa Contreras.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cómo debe ver la muerte el creyente en Cristo?

  1. Eloi Alvarez dijo:

    Excelente meditación Jose Daniel, Dios te siga bendiciendo y capacitando, con la gracia del Señor serás de mucha bendición para muchas personas en tu país y el mundo.
    Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s