ALGUNAS RAZONES DE POR QUÉ CREO EN LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO

ALGUNAS RAZONES DE POR QUÉ CREO EN LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO

“Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe” 1 Corintios 15:14.

Mahoma, profeta de la fe musulmana, dejó sus enseñanzas y murió. Su tumba es visitada por sus seguidores todos los años. Buda, el fundador del budismo, dejó sus enseñanzas y murió. Lao-Tse, filósofo chino, dejó sus enseñanzas y murió. José Smith, líder de los mormones dejó sus enseñanzas y murió. Rusell, líder de los testigos de Jehová, también dejó sus enseñanzas y murió.

El Señor Jesucristo dejó sus enseñanzas, VIVE y nos da poder para ponerlas en práctica. Esta es la gran diferencia entre el cristianismo y el resto de religiones.

¡Y yo me reúno cada domingo en la Iglesia para celebrar que Cristo resucitó ese día! ¡Aleluya!

La resurrección de Jesucristo es el eje de nuestra fe. Si Jesucristo no resucitó, entonces, nuestra vida cristiana y religión es un engaño. Como creyentes, solemos afirmar la resurrección de Jesucristo como un hecho real, pero, ¿tenemos argumentos para defenderlo?, ¿por qué creemos lo que creemos?, ¿y quién me dice a mí que no es una historia inventada? ¿Tengo fe en mi fe (fideísmo), o tengo fe en lo que sé y estoy convencido es la Verdad?

La confianza se sostiene al analizar esa confianza. La fe espiritual madura no está vacía de RAZONES para esa fe. [Ravi Zacharías. Jesús entre otros dioses. P.49]

Aquí propongo algunas razones del por qué creo en la resurrección de Cristo:

1º No existen rastros en Hechos, ni en las epístolas neo-testamentarias, ni en ningún documento apócrifo antiguo, de nadie que fuera a rendir homenaje a la tumba de Jesucristo. Este silencio total y absoluto en cuanto al lugar más sagrado en la memoria del cristianismo es sobrecogedor. ¿No habría ninguna mujer para quien la figura de Jesucristo fuese tan importante y necesaria, que deseara pasar unos pocos minutos en aquel lugar santo y sustancial? ¿No habría hecho el apóstol Pablo un viaje solitario a este lugar y llorado allí lágrimas de arrepentimiento por negar el nombre de Jesús, recordando su temprana arrogancia y despiadada persecución al cristianismo? ¿No habría sentido María (la madre de Jesús) el deseo de ir a visitar el lugar dónde mataron a su hijo? Todo este silencio es un grito a favor de la resurrección de Jesucristo, y de que todos ellos sabían que en realidad el Salvador, Jesucristo, no estaba allí sino que había resucitado.

2º La terrible persecución y martirio de los discípulos inmediatos a Jesús es otro argumento a favor de su resurrección. Es inaceptable creer que el círculo cercano a Jesús, quienes hubieran sabido que la historia era falsa, murieran de forma tan trágica por una mentira.

3º El hecho de que fueran mujeres las primeras en ver a Jesús resucitado (Marcos 16:1-9) es otra evidencia a favor. Si la historia de la resurrección hubiese sido inventada por un seguidor de Jesucristo, jamás habría inventado una historia en la que las primeras personas en ver a Jesús fuesen mujeres, ya que en aquel contexto el testimonio de una mujer carecía de valor. Filón de Alejandría, filósofo judío de la primera mitad del siglo I, asevera que no se aceptaba en juicio alguno el testimonio de una mujer, salvo en problemas estrictamente familiares. Una historia inventada habría sido más cuidadosa, y sin duda, para dar credibilidad habría dicho que los primeros en ver al Jesús resucitado fueron hombres. Pero al no hacerlo, se demuestra que los escritores no tenían la intención de inventarse nada y que todo fue relatado tal y como ocurrió.

4º Otro fuerte argumento es el cambio radical de aquel perseguidor de la Iglesia; Saulo de Tarso. Los que no creen en la resurrección deben explicar que otro gran evento en su vida pudo convertir a aquel gran perseguidor y opositor del cristianismo, en el mayor teólogo y apóstol que posiblemente nos ha dado el cristianismo.

5º Ya que los escritos neo-testamentarios se escribieron años después de la muerte y resurrección de Jesucristo, si la resurrección nunca hubiese ocurrido, entonces, los discípulos bien podrían haber inventado la idea de una resurrección espiritual, que por ser espiritual no se puede demostrar empíricamente y no necesitaría de evidencias. Este enfoque hubiera salvado sus vidas, los hubiera librado de la vergüenza y de la mala reputación. Pero no lo hicieron. Esto demuestra que estaban tan convencidos de la veracidad de la resurrección de Jesucristo, que no les importó dar un testimonio tan fuerte, a sabiendas, de que les costaría su propia vida.

6º Cuando Jesús fue sepultado, los líderes religiosos contrarios a Jesús solamente hubiesen necesitado mostrar su cuerpo para mostrar que la afirmación de que Jesús resucitaría era falsa. Pero no pudieron hacerlo. No existe un sólo testimonio que lo desacredite. La ausencia del cuerpo de Jesús es una evidencia a favor de su resurrección.

7º El testimonio de diferentes autores sobre la resurrección. La Biblia es un libro formado por 66 diferentes libros canónicos (evangelios, cartas, etc.), con diferentes autores y épocas de escritura. Es curioso que 7 diferentes libros, de distintos autores y distintas épocas afirmen claramente el hecho de la resurrección histórica de Cristo y aparición a algunas personas (Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Hechos, 1 Corintios, Apocalipsis).

8º Por último, y más importante, creo que en la resurrección de Jesucristo porque YO he tenido un encuentro con el RESUCITADO. La evidencia es mi propia vida, y estoy tan seguro de ello, que he decidido entregarle toda mi vida a Él y a su obra.

Por todo esto, encuentro la resurrección física de Jesús como un hecho de lo más evidente, y el rechazarlo, como una falta de amor a la razón, a la historia, y a la Verdad.

Amados hermanos, espero que esta breve publicación os haya servido de ayuda y edificado vuestra fe. Si es así, te animo a suscribirte y recibir gratuitamente mis publicaciones. Bendiciones en Cristo.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s