Crítica a la Doctrina Católica de la Eucaristía

Imagen

Según la doctrina católico romana, el sacramento de la santa eucaristía es el verdadero cuerpo y sangre de Jesucristo, juntamente con su alma y divinidad, bajo la apariencia de pan y de vino. Es decir, el pan y vino de la mesa del Señor, dejaría de ser pan y vino para convertirse en el cuerpo y la sangre real (no simbólica) de Jesucristo, tras las palabras de consagración del sacerdote en la santa misa. A esta transformación del pan y vino en cuerpo y sangre real de Jesucristo se le llama“Transubstanciación”. Por tanto, en cada eucaristía se produciría un milagro, donde la presencia de Jesucristo se hace real en la Iglesia.

Ellos (católicos romanos), basan esta creencia en la tradición. Y además, creen que las palabras de Jesús a sus discípulos en la última pascua enseñaban precisamente esto.

– Mateo 26:26 “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo”.  

– Mateo 26:27-28 “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados”.

¿Quiso él decir que él tenía en sus manos su verdadero cuerpo y sangre, cuando se encontraba Él mismo en medio de ellos en el mismo cuerpo en que había vivido durante los años que ellos le habían estado siguiendo?

Ellos argumentan que Jesús no dijo: “Esto representa mi cuerpo”, sino que dijo: “Este es mi cuerpo”. Por tanto, el pan y el vino necesariamente tienen que ser su cuerpo y sangre real, y no un mero simbolismo.

Pero lo que todos debemos plantearnos es: ¿Es realmente bíblica esta doctrina? Si esta doctrina tiene sustento en la verdad bíblica habrá que respetarla, aceptarla y obedecerla.

Cuando Jesús dice: “esto es mi cuerpo/ sangre”, ¿realmente hay que entenderlo de forma literal? ¿no será más bien una representación? En la Biblia encontramos que nuestro Señor empleó en reiteradas ocasiones la misma construcción gramatical, usando el verbo “ser” en el sentido de “representar”, y no puede tener otro significado.

En Juan 10:9 Jesús dijo: “Yo soy la puerta”. Pero, ¿podemos interpretar de forma literal este verso?, ¿es Jesús una puerta literal o más bien reprensenta la puerta que lleva a la salvación? Necesariamente, el verbo “ser” es utilizado como “representar”. Así mismo en pasajes como: “Yo soy la vid verdadera”, “la semilla es la Palabra de Dios”, “Sepulcro abierto es su garganta”, “El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo”, etc. (Jn. 15:1; Lc. 8:11; Ro. 3:13; Mt. 13:38).

En estos ejemplos anteriores vemos que Jesús mismo (y otros) utilizan el verbo “ser” pero con la único sentido de “representar”. Y no puede ser de otra forma. Así era la forma de expresión judía. Podemos ver muchos más pasajes con la misma estructura gramatical tales como: Génesis 41:26; Daniel 7:24; Salmo 84:11; 119:105; etc.

En el lenguaje ordinario usamos también nosotros con frecuencia esta misma figura de dicción, y decimos, mirando el plano de una casa: “Este es el comedor y esta es la cocina”. O mirando una fotografía, decimos: “Este es fulano o mengano”.  Al hablar así, hablamos como habló nuestro Señor al tomar el pan y el vino.

Además, es necesario saber que esta doctrina no comenzó con la iglesia primitiva, sino que no fue hasta aproximadamente el 830 d. C. (y aún débil y vagamente) en que apareció tal creencia con la promulgación del Papa Inocencio III. Y en el Concilio de Trento fue declarada artículo de fe (año 1551). Esto demuestra que es una doctrina de hombres, inventanda muchos siglos despúes de la iglesia primitiva.

Por otro lado, el católico romano ve en la eucaristía uno de los mayores milagros que pueden sucederse. Pero la evidencia demuestra que no se trata de un milagro. Nuestro Señor obró muchos milagros, pero todos ellos eran demostrables porque llevaban el sello de la evidencia. Los ciegos vieron, los cojos anduvieron, los muertos resucitaron a una vida activa, el pan se multiplicó a la vista de millares de personas. La resurrección de nuestro Señor fue un milagro poderoso, tan poderoso que  aun  los  mismos que le conocieron mejor dudaron de  él en un principio. ¿Cómo disipó él aquellas dudas?  Los ciegos vieron, los cojos anduvieron, los muertos resucitaron a una vida activa, el pan se multiplicó a la vista de millares de personas. La resurrección de nuestro Señor fue un milagro poderoso, tan poderoso que  aun  los  mismos que le conocieron mejor dudaron de  él en un principio. ¿Cómo disipó él aquellas dudas?  Dijo: “Miradmis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo”.

Al incrédulo Tomás le dijo: “Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente” (Juan 20:27). Nuestro Señor dijo a sus discípulos que aplicaran sus facultades ordinarias de crítica para probar la realidad de su resurrección. No es esto lo que hace la iglesia romana en relación con la eucaristía. El pan y el vino no pierden su apariencia, forma, gusto, olor, peso ni color después de haber sido bendecidos por el sacerdote; y todas las demás cualidades que se perciben por los sentidos son exactamente las mismas de antes; pero el católico tiene que rechazar la evidencia de todos sus sentidos, o ser anatematizado.

La iglesia católico romana  habla de la presencia  real  del  Señor  en  los  elementos sacramentales; pero de las palabras del apóstol  Pablo en 1ª Corintios 11:26 aprendemos lo contrario, pues él nos recuerda más  bien  la  ausencia del  Señor.  Haced esto  en  memoria  de mí, porque todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que  venga (1ª Corintios 11:25, 26). No necesitamos recordar a un amigo que está con nosotros, el recuerdo tiene lugar cuando una persona está ausente, y esto es lo que acontece con el Señor y esta fiesta recordatoria.

Por tanto, ¿puedo llamar bíblica a esta doctrina? La evidencia me demuestra que no. Y si quiero hacerla bíblica, antes, debería rechazar y pasar por encima toda la evidencia que me demuestra lo contrario. Sinceramente, no puedo hacer esto, y espero que ninguno de vosotros tampoco.

A menos que no esté convencido mediante el testimonio de las Escrituras o por razones evidentes —ya que no confío en Apostoles, Profetas-Pseudoapologetas-Escatologos-Judaizantes, ni en su Revelaciones, debido a que ellos han errado continuamente y se han contradicho— me mantengo firme en las Escrituras a las que he adoptado como mi guía. Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro o correcto actuar contra la conciencia. Que Dios me ayude. Amén.

Dios os bendiga,

José Daniel Espinosa Contreras.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crítica a la Doctrina Católica de la Eucaristía

  1. paulojarieu dijo:

    Algunos catolicos se enojan con la expression Jesus galletita.Pero la verdad es que muchas Iglesias estan haciendo lo mismo.En vez de usar pan usan galletitas.En fin. Se que es hiriente la expression esta,pero es verdad, no comprenden la expression “signo”,en vez de transubstanciacion.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s