¿APÓSTOLES EN NUESTRA ÉPOCA?

“El apostolado es una vocación única, que por su propia naturaleza no puede tener sucesores”.

 Apóstoles

Es de lo más común escuchar en nuestro tiempo a multitud de personas categorizándose de apóstoles. Un ejemplo de nuestra época es el conocido como: Apóstol Guillermo Maldonado, pero seguramente hayas escuchado de muchos otros, inclusive dentro de tu propia iglesia. Pero, ¿qué dice la Biblia del apostolado? ¿Es posible que este se dé aún en nuestro tiempo?

Con este estudio no pretendo dañar a nadie, sino exponer de forma breve pero concisa las verdades bíblicas en cuanto al tema.

El evangelista Juan, comienza uno de sus escritos señalando que el apostolado es una posición excepcional y única. Nos dice: “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó)” 1 Juan 1:1-2. ¿Quiénes habían oído?, ¿qué ojos habían visto y contemplado?, ¿qué manos habían palpado?, ¿acaso fue todo el mundo?. ¡No!. Solamente un grupo de personas fue escogido por Dios (Juan 16:16; Marcos 3:14), solamente este grupo tuvo el enorme privilegio de ver, contemplar, escuchar, incluso palpar a Jesucristo durante todo su ministerio. El ser testigo de la muerte, vida y resurrección de Jesucristo es una condición indispensable (Marcos 3:14) para ser apóstol de Jesucristo (Hechos 1:20-22).

Y alguien podrá decir: ¡Pero el apóstol Pablo no tuvo este privilegio de ver, escuchar y palpar a Jesús, ni de ser testigo durante todo el ministerio de Cristo, y sin embargo fue apóstol!. Esto es bien cierto. Tan cierto que para que Pablo fuese constituido apóstol necesitó una revelación especial del propio Cristo, y solamente entonces, sobre esta revelación pudo basar su apostolado (Gálatas 1:1, 11, 12).

¿Cumplen los llamados apóstoles de nuestra época tales requisitos indispensables? Es menester reconocer que no.

Además el hecho de ser constituido apóstol no implicaba solamente fundar iglesias, predicar el evangelio, sanar enfermos o hacer otras grandes labores. Ser apóstol implicaba mucho más que eso. Cristo les encargó especialmente a estos apóstoles escogidos, el anunciar a los hombres la propia vida de Cristo. Estos apóstoles establecieron el fundamento sobre el cual, la Iglesia actual, y todo el mundo debe edificar y establecerse (Efesios 2:20). Y el fundamento en un edificio es algo único, que se coloca de una vez por todas. El apostolado es único y no puede multiplicarse en sucesiones interminables.

Todo hijo de Dios obtendrá la comunión con Dios, gracias a la ayuda de estos apóstoles. Por esto, Jesús en su última cena dijo: “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos” Juan 17:20. Creeremos en Jesús por la palabra de ellos, ¿de quién?, de los apóstoles (no los de hoy, sino los auténticos apóstoles llamados por Jesucristo). Lo que Jesús aquí está diciendo es que nosotros llegaremos a creer en Él no por los sucesores apóstoles, sino por la palabra  de los mismos apóstoles, “por la palabra de ellos”.

Y es que los apóstoles de Jesús no solo hablaron sino que también escribieron, un testimonio personal que permanece. Unos escritos que se esparcieron por todo el mundo, que llegarán hasta el fin del mundo, aún hoy día podemos escuchar las voces de los apóstoles predicando a través de las letras que hoy llamamos Nuevo Testamento. ¿Qué sería del cristianismo sin los escritos apostólicos?

Y el hecho de que estos escritos no son meras obras humanas, implica que el ministerio apostólico estuvo totalmente relacionado con el don de la inspiración (Juan 14:26; 2 Pedro 3:15, 16), y es por ello que tales escritos no son letra muerta, sino palabra viva y eficaz (Hebreos 4:12). Los apóstoles son ministros escogidos a los que Dios a entregado Su Palabra. Quien escucha a los apóstoles escucha a Dios mismo. Por esto  Pablo puede decir: “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes” 1 Tesalonicenses 2:13.

¿Quién pues se atreverá a llamarse apóstol? Solamente el desconocimiento bíblico y el orgullo del corazón del hombre podrá llamarse apóstol en nuestra época. Pero la verdad bíblica es esta. Nadie volverá a ser apóstol. Ya tenemos un firme fundamento del apostolado, y no necesitamos más. Si quieres tener comunión con Dios no busques las palabras de los llamados apóstoles actuales, busca las palabras de los auténticos apóstoles y tendrás comunión con Dios si el Espíritu Santo así lo permite: “lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo” 1 Juan 1:3.

No te dejes engañar, basa tu vida en la verdad bíblica que Dios nos ha revelado. Llama a cada cosa por su nombre.

Anuncios

Acerca de José Daniel Espinosa Contreras

Graduado en Teología en la Facultad de Teología AD de Córdoba (España). Tesis de grado: «Dimensión Trinitaria del Culto Cristiano: Legitimidad de la formulación trinitaria como objeto de culto», calificada con: Matrícula de Honor. Masterando en Teología Dogmática en el CEIBI (Santa Cruz de Tenerife, España). Docente de la asignatura: «Fenomenología e Historia de las Religiones» en el Centro de Investigaciones Bíblicas de Santa Cruz de Tenerife. Sirve al Señor en España.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s